El análisis de los indicadores clave de rendimiento también conocidos como KPIs por sus siglas en inglés (Key Performance Indicators), es fundamental para conocer el rendimiento de un comercio electrónico y su progreso.

A la hora de analizar las KPIs es necesario que previamente se hayan establecido unos objetivos. Para establecer los objetivos lo ideal es utilizar la técnica SMART. Esta técnica consiste en fijarse unos objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y en un plazo de tiempo determinado.

Dos ejemplos de este tipo de objetivos serian:

  • Aumentar las ventas en un 10 % en un mes.
  • Lograr aumentar el tráfico web en un 25 % en dos meses.

 

Principales KPIs que se deben tener en cuenta en un ecommerce

1. Trafico web

Se debe conocer el número de visitas a la página web. Esto permitirá conocer tendencias en los clientes y adaptarse a las mismas. Además, tras fijarse un objetivo de visitas la empresa deberá aplicar las estrategias de marketing adecuadas.

2. Tiempo en el sitio web

Es importante conocer cuánto tiempo pasa un cliente en la página web, si el tiempo es poco, es muy probable que se deba mejorar la estructura de la web, así como las palabras clave y orientarse al público objetivo adecuado.

3. Tasa de rebote

Muy similar al anterior, una tasa de rebote alta indica que el visitante no encontró lo que buscaba o lo que vio no le resulto atractivo.

4. Origen de las visitas

Fundamental para conocer qué estrategias de marketing están funcionando mejor. Una tienda online necesita conocer de dónde provienen las visitas su página (Google, redes sociales, email marketing), eso le permitirá adaptar sus esfuerzos en las fuentes que más tráfico atraigan

5. Salidas de la web

Esto ayudará a la empresa a conocer en qué lugares de la página web los clientes abandonan la misma. Por ejemplo, es muy típico que los clientes abandonen un sitio web al ver un formulario de registro demasiado largo o que no se acepta determinado tipo de pago.

6. Páginas más vistas

¿Qué páginas son más visitadas? ¿Qué artículos atraen más? Es importante que los ecommerce conozcan estos datos. De este modo podrán adecuar su oferta a las necesidades de los clientes.

7. Conversiones

Básicamente mide la cantidad de ventas que se cierran en relación al número de visitantes que recibe la página. Una ratio de conversiones bajo puede indicar que los canales de publicidad elegidos no son los adecuados o que no se ha definido bien al buyer persona (una representación ficticia de nuestro consumidor potencial elaborada a partir su información demográfica, necesidades, comportamiento y motivaciones).

8. Beneficios

En el caso de una tienda online habrá que restar a los beneficios obtenidos con las ventas los costes de mantenimiento del sitio web, del servidor, la publicidad online, personal y otro tipo de gastos.
Estas métricas constituyen la mínima expresión y deberían monitorizarse por pequeña que sea la tienda online y novato sea el administrador. Evidentemente un ecommerce manager que dirija un comercio electrónico, de un modo minimamente profesional, se moverá a otro nivel en cuanto al numero de KPIs y su sofisticación. Entraremos en esas profundidades en un próximo articulo.